29 nov. 2011

Querido niño Dios…

Publicado por Vivian Gil-Ro en 10:01 4 comentarios Enlaces a esta entrada

Querido niño Dios, creo que jamás te he escrito una carta porque desde niña sé que los regalos los dan los papás, pero ahora grande sé que hay cosas que ni los padres (o en mi caso mi mamá) pueden dar, así que apelo a tu divinidad para que me cumplas estos deseos lo antes posible.

Quiero que me paguen los más de 3 millones de pesos que me deben y que tanta falta me hacen (sí, tu sabes quién es el baboso que me estafó, dijo que me los iba a pagar y no lo ha hecho).

Quiero una relación estable, a ver si algún día puedo ser feliz como tanta gente que veo por ahí.

Quiero poder montar la empresa que quiero, como yo la quiero, así que para eso consígueme un socio capitalista ¿sí?

No te voy a pedir la paz del mundo ni nada de eso, pero sí que me hagas más saludable, estoy mamada de enfermarme a cada rato, 32 años de enfermedad deben llegar ya a su fin.

Quiero poder estudiar, hay tantos cursos cortos que quiero hacer que si tú me das una manita, prometo ser la mejor estudiante.

5 cosas, SOLO 5 cosas, ¿estarán muy difíciles querido niño Dios? Yo sé que sí, pero quién quita que por lo menos el estafador ese me lea, se le mueva el corazón y me pague….

Att: Vivian.

12 nov. 2011

Una nueva noche musical

Publicado por Vivian Gil-Ro en 21:59 4 comentarios Enlaces a esta entrada

Hace unos días alguien en twitter (realmente no recuerdo quién fue) publicó un video de Li Saumet (cantante de bomba estéreo) con alguien llamada Niña Dioz, me gustó mucho el video y decidí buscar más música de esta tal Niña que no había escuchado jamás.

Ahora, en la cama, twitteando un rato e intentando leer mi correo sin ningún éxito, decidí escuchar las canciones de ella y me encontré esta: La pasión, una buena opción para las despechadas que no gustan de la llamada “música de plancha”. Disfruten la letra (y si es su tipo, el ritmo).

8 nov. 2011

No seré de Julieta Venegas

Publicado por Vivian Gil-Ro en 23:19 1 comentarios Enlaces a esta entrada

Parece que en las noches me pongo más musical de lo normal, y revisando las canciones que he descargado y que tengo en una carpeta para “revisión” antes de copiarlas en mi carpeta de música y hacerlas entrar en mi día a día, encontré esta de Julieta Venegas.

Aunque me encantan las canciones de esta mujer, debo confesar que me gustaba más antes que con sus álbumes recientes, creo que se volvió más comercial y perdió un poco su esencia, pasa con todos los grupos, pasó con ekhymosis, pasó con Superlitio, pasó con Shakira y seguirá pasando con los demás.

Y aunque su nueva música no me atraiga tanto como antes, me sigue gustando mucho esta cantante, así que el tema de esta noche será: No seré. Disfruten.

5 nov. 2011

No entiendo

Publicado por Vivian Gil-Ro en 9:54 2 comentarios Enlaces a esta entrada

No entiendo por qué veo gente buena, gente que ayuda a sus semejantes, con corazones enormes que viven para colaborar, gente entregada a su familia, que ayuda a los animales desprotegidos en la calle y les dan de lo que no tienen, gente que lucha día a día por una vida mejor y que le pasan cosas que no deberían suceder: los atracan en los buses, se les dañan cosas necesarias de la casa, no les alcanza para pagar todos los servicios básicos, se enferman constantemente, viven pidiendo prestado porque el sueldo no les alcanza aunque se matan trabajando día y noche para cumplir en su empleo.

No entiendo por qué veo gente mala, que les roba a sus propios padres, a su familia, que trata mal a los demás, que no quiere ni a sus hijos, que no se esfuerzan en sus trabajos, tratan mal a sus compañeros y a sus clientes y aún así cumplen las metas mensuales, tienen dinero para comprar el carro que quieran y así comprar el cariño de los demás, se dan lujos, viajan y viven felices.

¿Entonces todos tenemos que ser malos? ¿Entonces qué hacemos con los que en su naturaleza no pueden serlo?

¿Qué si creo en Dios? Sí, ¿En la justicia divina? Ya no tanto. No son justas las cosas malas que le pasan a la gente buena. No es justo que vivamos pensando que en el futuro habrá recompensa y veamos ancianos tristes pidiendo dinero en la calle porque su familia los abandonó, porque no tienen dinero y nadie los quiere por eso.

No sé en qué sociedad vivo, ya no sé qué más pensar de este mundo injusto. No entiendo por qué no funciona eso de acción – reacción o cosechas lo que siembras, ahora veo que son solo palabras que el viento se lleva y que seguiré viendo a la gente mala, que merece tener cosas malas, disfrutar en su gran opulencia.

Tomada de: http://www.abusoemocional.com

4 nov. 2011

Recordar es… ¿vivir?

Publicado por Vivian Gil-Ro en 22:23 2 comentarios Enlaces a esta entrada

Acabo de escuchar esta canción que me gustaba en su época por el ritmo y la voz de Chenoa. Digamos que hoy es viernes retro (?)


1 nov. 2011

Mis paraísos

Publicado por Vivian Gil-Ro en 7:52 2 comentarios Enlaces a esta entrada

Mucha gente pensará que el paraíso es como estar en una playa del Caribe, con un paisaje precioso, un clima cálido y buenos mojitos para acompañarlo. Otros pensarán que es levantarse en la mañana y ver el verde interminable del campo, escuchar a los pájaros cantar y estar desconectado del mundo, o para algunos pocos (locos tal vez, en donde me incluyo), el paraíso sería una ciudad con mucho por ver, por visitar, museos, tiendas, bares, amigos, familia.

Pues sí, esas ideas me gustan pero mis paraísos son otros lugares, otras experiencias, tal vez raras para algunos, tal vez compartidas por otros.

Comenzaré por decir uno paraíso que sé, comparto con mucha gente, es una tienda de chocolates. Antes no era tan dulcera, ahora con el pasar de los años el chocolate me gusta más, pero no he llegado a la adicción. Aclaro que mi paraíso no es una tienda cualquiera de chocolates, no, no me interesa ver papeles y papeles de chocolates de colores y comerciales, mi paraíso es una tienda decorada con flores rosadas, con chocolates gourmet de diferentes formas y con muchas combinaciones de sabores. ¿Muy cursi lo de las flores? Lo siento, es mi propio paraíso.

Dejando a un lado el más común de mis paraísos, el siguiente sería una tienda de telas. Sí, miles y miles de telas con muchos colores, diseños y texturas. No puedo evitar sentir una extrema atracción por estos lugares y viviría feliz el resto de mi vida rodeada de telas. ¿Está muy raro este gusto? ¿Estoy loca? No sé, pero me derrito con un sitio así.

Y mi último paraíso sería una papelería, ¡ay, esta no sé por qué! Pero desde niña me han gustado, tanto que siempre he dicho: “Si pudiera, montaba una miscelánea” :P Pero es que lo que más me gustan son los papeles, los esferos de colores, los sellos con miles de diseños...

Si voy a un supermercado, siempre pasaré por este sitio porque sus miles de colores me llenan, me alegran, me hacen vibrar. Imagínenme cuando voy a la Panamericana. ¡No quisiera salir jamás!

Cuando muera, señor, mándame a este último paraíso…he sido buena (?)

Déjame tu comentario

Déjame tu comentario
 

Hijas Del Atardecer Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare