25 ene. 2012

Llega un momento

Publicado por Vivian Gil-Ro en 17:51 1 comentarios Enlaces a esta entrada

Llega un momento de tu vida en el que ya no sabes qué más hacer, en el que te das cuenta que cada una de las decisiones que has tomado en tu vida han sido las equivocadas, un momento en el que necesitas una luz, una esperanza y nada llega.

Todo se termina, tus relaciones, tus sueños, tus metas… todo deja de ser coherente, no te encuentras en el mundo, no sabes qué camino tomar y quisieras que alguien decidiera por ti, una sola vez en la vida que alguien tome el control de tu vida y te lleve a donde serás feliz.

Llega un momento de tu vida en el que lo único que puedes hacer es orar y poner tu vida en manos de Dios, un momento en el que solo queda esperar y confiar en que todo saldrá bien.

Tomada de: http://lamadriguera29.blogspot.com

2 ene. 2012

Recibo el 2012

Publicado por Vivian Gil-Ro en 13:34 8 comentarios Enlaces a esta entrada

Recibo el 2012 con la conciencia tranquila, sabiendo que el año anterior hice todo y más para ser feliz, para ayudar en la felicidad de mi familia y en la de la persona que caminaba a mi lado.

Sé que dejé atrás a mucha gente que me quiere, pero tenía a mi lado a alguien que me daba muchísimo más de lo que me daban las que dejé, juntas, y no me arrepiento, porque fui feliz.

Agradezco al 2011 por darme una relación en la que reí, lloré, disfruté y aprendí. Reí con sus bromas, reí con su risa; lloré por la distancia y por cada uno de los mal entendidos que tuvimos pero que el amor logró superar para seguir caminando juntos; disfruté de sus historias, de sus detalles y de los sueños que jamás cumpliremos pero que en el momento llenaron mi corazón; aprendí a como ser una mejor persona, a apreciar cada detalle que me da la vida, a dialogar, a solucionar problemas y no salir corriendo como hacía antes, aprendí también que por más sueños que se tengan, si no son para ti las cosas nunca se cumplirán y por eso no me debo ilusionar con nada ni con nadie.

Terminé el 2011 con un dolor en mi corazón, pero eso no me quita la felicidad que me dio el 2011, amé y eso es lo mejor que me pudo haber pasado, sin importar nada más.

Aprendí a perdonar, a volver a comenzar, a soñar y a hacer esos sueños realidad (en mi trabajo).

Solamente hasta el último día, el 2011 me enseñó que no puedes obligar a nadie a que te ame, por mucho que ames tu a esa persona, me enseñó que mi mamá es el único ser incondicional para mi, que un animal puede llegar a amarte más que mucha gente que dice quererte, y que pueden existir personas que aunque no pertenecen a tu vida, en algún momento dado te pueden apoyar o dar una voz de aliento así no la hayas pedido.

En conclusión lo que más agradezco del 2011 fue haberme permitido estar en una relación que siempre recordaré con una sonrisa en la cara, y le pido al 2012 que me permita no desviarme con amores o amistades de mi único objetivo: mi trabajo.

Tomada de: astrociencia-universo.blogspot.com

Déjame tu comentario

Déjame tu comentario
 

Hijas Del Atardecer Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare