28 may. 2012

La semana pasada aprendí

Publicado por Vivian Gil-Ro en 17:39 0 comentarios Enlaces a esta entrada

  • Que puedo vencer miedos y prejuicios.
  • Que si dijera lo que siento y pienso, a tiempo, podría vivir cosas bonitas.
  • Que "ser libre" de nuevo me hace inspirar.
  • Que retomar mi vida y dejar de girar en torno a otra persona es una de las mejores decisiones que he tomado.
  • Que una sonrisa sincera puede enamorar a cualquiera.
  • Que puedo ser grosera con los desconocidos en la calle sin decir una sola palabra.
  • Que mi vida sin música es muy aburrida, así se repita la misma canción una y otra vez, escucharla me hace feliz.
  • Que Dios no se ha olvidado de mi.
  • Que hay personas y etapas que ya pasaron y debemos dejarlas en el pasado.
  • Que perder a un amigo duele muchísimo.
  • Que si eres organizado las tareas se cumplen a cabalidad en menos tiempo del esperado.
  • Que grandes enseñanzas llegan de las personas menos esperadas.
  • Que algunas personas piensan que soy alguien de confianza y eso me hace sentir un poco más segura de mi misma.
  • Que la habilidad de inventar historias sobre la gente que veo por la calle me puede servir para volver a escribir cuentos.
  • Que puedo crear cosas bellas y diferentes si pongo toda mi atención en la tarea.
  • Que si no hago lista de tareas puedo pasar el día y solo hacer una o dos y sentirme igual de cansada que si las hubiera hecho todas.
  • Que a veces necesito alejarme de ciertas personas para no aburrirme de ellas y así, cuando vuelvo, todo es como antes.
Además confirmé:
  • Que la gente piensa que soy creída y no comprende que lo que soy es extremadamente tímida.
  • Que cuando de sentimientos se trata, no he aprendido a dejar de huir, pero estoy mejorando.
Imagen tomada de: http://www.x4duros.com

27 may. 2012

Menos de dos segundos

Publicado por Vivian Gil-Ro en 7:23 2 comentarios Enlaces a esta entrada
Ella subió al transporte público que suele usar, quería llegar pronto a su casa pero el viaje era bastante largo así que subió el volumen a la música que escuchaba y miró por la ventana como le gustaba hacer, siempre miraba a la gente en la calle, los pájaros volando, los pocos árboles que habían en el camino, al paisaje en general le encantaba contemplarlo.

De pronto sintió un impulso de mirar hacia el frente, dentro del bus, nunca sabrá porqué a veces la gente tiene la necesidad de mirar hacía otro lugar pero es una reacción tan rápida que no le da tiempo de pensarlo. Al girar su cabeza se encontró de frente con unos ojos que la miraban, no sabía hace cuánto tiempo lo estaban haciendo pero no le disgustó, era una de esas miradas que siempre le llamarían la atención.

Él, inmediatamente se dió cuenta de que ella había descubierto cómo la miraba, giró la cara y miró por la ventana, sus ojos se miraron por menos de dos segundos pero les pareció una eternidad, de esos momentos que hubieran querido que no terminaran. Ella quiso sonreirle pero fue incapaz de hacerlo, lo miró rápidamente y se dió cuenta que tenía una linda piel y aunque no era atractivo era un hombre que podría llegar a atraerle, ¿cómo piensa uno en todo eso en menos de dos segundos? Volvió a mirar por la ventana.

Durante el viaje sentía cómo él la miraba, y realmente le gustaba, pero no era capaz de volver a mirarlo a los ojos, lo veía por lo que muchos llaman "el rabillo del ojo", y se sentía atractiva, ¿por qué otra razón un hombre que realmente no estaba nada mal iba a mirarla con tanta insistencia?, cuando se daba cuenta que él ya no la estaba mirando ella lo miraba, lo detallaba, sí tenía una linda piel para un hombre de su edad, tal vez tenía 30 o 32 años, no sabía bien, ¿y si le sonreía? no, le enseñaron a no hablar con extraños en la calle y por eso cuando sus miradas volvieron a cruzarse ella no movió un solo músculo de su cara, lo que él interpretó como un rechazo, claro, ¿cómo una mujer con esos bellos y grandes ojos azules, con ese cabello rizado que lo enloquecía iba a estar interesada en él? Decidió no mirarla más.

Así ellos siguieron mirando por la ventana, él tratando de concentrarse en el paisaje, ella revisando constantemente con "el rabillo del ojo" y constatando que él no volvió a mirarla más. ¡Lo sabía, debió sonreirle! 

Después de un buen tiempo pensando en cómo comportarse decidió volver a mirarlo y esta vez hacerle una señal de aprobación, pero cuando miró al frente había una mujer sentada en la silla que él ocupaba, ¿por cuánto tiempo había dejado de mirarlo que se había ido? ¿en dónde estaba? miró rápidamente de nuevo por la ventana y lo vió bajándose del bus, él la buscó por última vez, ella en su búsqueda desesperada volvió a sostenerle la mirada por dos segundos, el bus arrancó y jamás volvieron a verse.

Ella lo recuerda de vez en cuando, él siguió con su vida pensando en aquel cabello rizado.

Imágen tomada de: http://rastrauskas.blogspot.com


24 may. 2012

Arrullada por la luna

Publicado por Vivian Gil-Ro en 20:43 0 comentarios Enlaces a esta entrada
Hijo De La Luna by Mecano on Grooveshark

Ella quería viajar, conocer, soñar…solo era una niña, pero tenía grandes ilusiones. Cada noche se sentaba frente a la ventana a numerar estrellas; una a una las miraba y pensaba que eran los peldaños para poder llegar a la luna, la única que podía contarle historias hermosas sobre los sitios más exóticos en la tierra.

Una noche callada, de esas que siempre le gustaban porque podía hacer volar su imaginación, decidió tomar su oso de felpa preferido y comenzar el viaje deseado, el viaje anhelado. Subió una a una las escalinatas, contando cuántos peldaños la separaban de la hermosa luna: uno, dos, trescientos…dos mil uno!!! Por fin, allí estaba, sentía miedo, admiración, respeto. Estaba frente a la maravillosa y hermosa luna, luna caprichosa, la luna que tanto había admirado desde su ahora lejana ventana. ¿Qué podía decirle a la luna ahora? Su mente infantil quedó en blanco y de repente olvidó todas las preguntas que tenía que hacerle; pero la luna, dama tan maravillosa y conmovedora conocía todos sus secretos, todos sus pensamientos, miró a la niña a los ojos, le sonrió y le ofreció sus brazos para arrullarla mientras le decía que iba a contarle infinidad de historias.

La niña quería saber sobre ciudades y pueblos, desiertos y mares, quería conocer todos los secretos de la tierra y la luna al oído le dijo que cada noche le mostraría un lugar diferente, le enseñaría los espesos bosques, las hermosas montañas y las llanuras más extensas; empezó por contarle sobre el mar, el más imponente de todos los paisajes, le mostró cómo delicada e incansablemente acariciaba constantemente a la playa, su gran amor, y cómo, dentro de su generosidad, daba vida y posada a los más extraños e inimaginables seres.

Le mostró sus variadas tonalidades y le enseñó que gracias a todos los que habitan en él puede tener una coloración azul intensa o puede llegar a tener hermosos verdes.

La niña miraba tanta inmensidad, tanta grandeza y deseó por uno momento no estar tan alto y poder tocar, oler y ser arrullada por el majestuoso mar. La luna lo notó y comenzó a mecerla en sus brazos, mientras la niña cerraba sus ojos y comenzaba a soñar con que las olas la estaban moviendo lenta y rítmicamente. Se durmió.

Ahora cada noche, como se lo prometió a la niña en su primera visita, la luna le muestra las sorpresas que a todos nos tiene la tierra.

(Escrito el 21/10/2009)
Imágen tomada de: http://alma-en-vivo.blogspot.com

15 may. 2012

Cantando, para vencer mi timidez

Publicado por Vivian Gil-Ro en 21:02 7 comentarios Enlaces a esta entrada

Siempre he sido una mujer muy tímida, aunque ahora trato de ocultarlo y mucha gente que me  conoce hace poco no me cree, los que me han acompañado desde hace muchos años saben que mi timidez puede llegar a ser infinita. Es a esta timidez a la que le “achaco” tantos sueños que tengo frustrados, pues por miedo a “hacer el oso”, por miedo al qué dirán he dejado de experimentar muchas cosas, de vivir experiencias nuevas, de conocer gente interesante, de llenar mi vida con momentos para recordar.

Siempre quise cantar y muchos lo saben, soy definitivamente una cantante frustrada, y realmente no lo hago mal, recuerdo bien que en el colegio alguna vez el profesor de música me escuchó, me propuso pertenecer al coro y yo solo pensaba ¿cómo iba yo a hacer parte de un grupo de niñas tan populares? ¿cómo lograría pararme frente a muchísima gente en las presentaciones?, muchos años después en la universidad y casi por obligación de mi novio de ese tiempo (músico empírico) ingresé a la tuna y participaba en los ensayos de la orquesta (aunque no me presentaba con estos últimos, solo cantaba o tocaba algún instrumento en los ensayos porque llegaba un poco más temprano y me metía a ellos solo por diversión), ahí vencí mi miedo de cantar en público, con ese maravilloso grupo supe lo que era estar en primera fila y cantar (junto con los demás tunos) frente a más de 500 personas (aproximadamente) en un pueblo, o frente a la mayoría de las personas que estudiaban o trabajaban en esa época en la universidad. Ahí pensaba que no era tan dificil, que sí era buena cantante, y anhelé volver en el tiempo y no perder mis años de colegio por esa timidez característica, quise aceptar la invitación de mi profesor de música y vivir esa bella experiencia. Ahora veo que entre ellas, después de tantos años de haber salido del colegio, todavía tienen lindas amistades, lazos maravillosos que los unen, pero en esa época pensaba por ejemplo, ¿cómo cantar en el mismo grupo con una voz como la de Natalia Betancour – y muchas otras bellas y similares voces-, ahora sé que aunque nunca cantaré tan bello como ellas, sí cantaba bonito, sí me hubiese podido acoplar al grupo, sí puede haber disfrutado un poco más el colegio.

Ahora añoro mis épocas en la tuna, hice amigos, aprendí a ocultar mi timidez y hasta saqué a bailar gerentes de empresas muy importantes en el país porque era parte del show, sí, yo, una mujer tan tímida, una mujer que ni siquiera era capaz de mirar a los ojos a la gente que no conocía cuando los saludaba. Tal vez gracias a esa experiencia en la universidad comencé a aprender a ocultar mi timidez, no digo que ahora sea extrovertida, no, la timidez sale a flote muchas veces, pero en la gran mayoría de las situaciones logro ocultarla, porque si fui capaz de cantar frente a tantos desconocidos, ¿por qué no voy a poder hablar con uno solo?

Amé cantar, adoraría poder hacerlo aún, pero no solo por el gusto del canto (aunque esa sería mi mayor motivación), sino también por pertenecer a un grupo divertido, por conocer gente, por crear día a día más experiencias maravillosas para mi vida.
Imágen tomada de: http://comocantar.wordpress.com/

14 may. 2012

Pensamientos al azar en un colectivo

Publicado por Vivian Gil-Ro en 10:36 2 comentarios Enlaces a esta entrada

  • Una de las ventajas de ser bajito es que cabemos en un colectivo de pie sin pegarnos en la cabeza.
  • Las mujeres somos más amables que los hombres, ayudamos a las personas con paquetes grandes en los buses sin importar el sexo de la persona, mientras la mayoría de los hombres se hacen los locos, especialmente si tienen que ayudar a alguien de su mismo sexo.
  • ¿Debo confiar en un vendedor de carros que no tenga el suyo propio?
  • De cada 10 mujeres en un bus un domingo en la mañana, solo dos van bien maquilladas, yo soy una pero no la mejor.
  • Por lo menos una persona en un bus te recordará a alguien que no ves hace tiempo.
  • Puede que no nazcas con una habilidad, pero con el tiempo puedes cultivarla.
  • Las personas prefieren el "calor humano" a abrir las ventanas en un bus, sobretodo si está lloviznando.
  • Los conductores quieren "romper" el principio de la física que dice que dos cuerpos no pueden ocupar el mismo espacio (aplica para buses, colectivos o transmilenio).
  • Admiro la habilidad (y solo la habilidad) de los ladrones de buses, pues no sé cómo hacen para quitarnos nuestras pertenencias sin que lo notemos, cuando yo a duras penas puedo moverme entre la gente para bajarme del colectivo.
  • Parece que a muchas personas no les enseñaron de niños que las manos no deben ir fuera del automóvil., o lo olvidan solo por el miedo a caerse dentro del colectivo.
Imagen tomada de: http://www.metroenbogota.com

13 may. 2012

Las frases de mi madre

Publicado por Vivian Gil-Ro en 20:21 0 comentarios Enlaces a esta entrada
Mi mamá no tiene las típicas frases de madre, ella de por sí no es la típica madre, tal vez porque nos tuvo muy jóven (a mi a los 17 y a mi hermana a los 24) pero por supuesto que tiene algunas que la identifican, acá van.

  • Venga hablamos como dos buenas amigas (en tono amenazador)
  • ¿Tiene sed? Pasé saliva mijita (acompañada de una risa malvada)
  • Mire a quién mandé (cuando nos pide que le busquemos algo y no lo encontramos)
  • ¿Tiene hambre? Acuéstese para que llegue rápido al desayuno (también acompañada de una risa malvada)
  • Mañana limpiamos
  • Eso no coman que eso les hace daño
  • ¿Llamaste a mi mamá?
  • A Ana María (mi hermana) como que se le olvidó el teléfono de mi mamá
  • Usted es un plato
  • Voy a hacer lo que más me gusta: me empijamo y al sobre
¿Ya pensaron las frases típidas de sus respectivas madres? ¡Feliz día de la madre a todas!


12 may. 2012

Dime ¿quién camina cuando se puede volar?

Publicado por Vivian Gil-Ro en 11:27 0 comentarios Enlaces a esta entrada
Me gustaba Shakira cuando era una "costeñita" de pelo negro y abría los conciertos de rock en español, era sencilla, su música tenía muy buen ritmo y letras que me llamaban la atención ... después se "internacionalizó". Ahí creo que dejó de gustarme tanto, aunque no puedo negar que de sus canciones nuevas hay un par que me gustan.

Estaba esta mañana escuchando música en una página en Internet y salió esta canción de ella, miré el nombre: Gitana, claro que la he oído, no es tan nueva la verdad pero jamás le había puesto atención a su letra, definitivamente me gustó, entra en mi playlist.


Mis frases favoritas:

"Voy de paso por este mundo fugaz, no pretendo parar, dime ¿quién camina cuando se puede volar?".
"Yo soy quién elige cómo equivocarme, aprovéchame que si llegué ayer, me puedo ir mañana".
"Sigo siendo aprendiz ... de tanto que tropiezo, ya sé cómo caer".
"Es normal que le temas a lo que no conoces, quiero verte volar".

7 may. 2012

Te voy a contar una corta historia...

Publicado por Vivian Gil-Ro en 23:12 2 comentarios Enlaces a esta entrada

Esta es una niña que siempre hizo lo que otros querían y siempre creyó de ella lo que otros creían y le comunicaban, hasta que un día decidió cambiar y dejar de escuchar a los demás, y escuchar su corazón.

Ahí descubrió que le gustaban cosas tan variadas y diferentes que nunca creyó que sería capaz de hacer, y cuando comenzó a hacerlo se dio cuenta que era buena porque amaba lo que hacía, y aunque le llevaba tiempo y esfuerzo, comenzaba a ser reconocida en el círculo en el que acaba de decidir entrar.

Conclusión: "No eres ñoño por hacer lo que te gusta, eres un apasionado, y trabajando fuerte y siendo disciplinado vas a lograr lo que quieres".

Tomada de: http://aencapucharte.blogspot.com

Nuevo post musical

Publicado por Vivian Gil-Ro en 1:06 0 comentarios Enlaces a esta entrada
Y tu, ¿qué tan lejos estás? Dímelo.


6 may. 2012

10 defectos que tengo

Publicado por Vivian Gil-Ro en 15:12 4 comentarios Enlaces a esta entrada
No soy mucho de seguir hashtags en twitter, pero este de #10defectosquetengo me pareció interesante, pero decidí no aumentar mis tweets siguiéndolo sino hacer un post para mi últimamente no tan olvidado blog.

1. Me como las uñas
2. Soy una persona celosa
3. No tengo constancia en lo que hago
4. Me distraigo fácilmente
5. Soy muy dormilona
6. Cuando estoy de mal genio con una persona me pongo de mal genio con el mundo y me desquito con el que no corresponde
7. No aprendo fácilmente de mis errores
8. Idealizo a las personas
9. No me gusta preguntar a extraños
10. Soy muy curiosa con los conocidos

Imágen tomada de: http://www.tuestima.com

4 may. 2012

Complejo de fea

Publicado por Vivian Gil-Ro en 9:56 0 comentarios Enlaces a esta entrada
"... Esa era la parte inevitable de ser mujer, la parte que nadie entendía: que por mayor que fuera una, por mucho que creyera que <<lo sabía todo>>, podía convertirse en una adolescente tonta si en un momento de debilidad se encontraba frente a un hombre atractivo. Wendy supuso que tenía que ver con la esperanza." Mujeres de Manhattan de Candace Bushnell.

¿Podría este párrafo referirse a lo que llamo: "complejo de fea"? Eso que me pasa si un tipo demasiado atractivo me habla, ¿y qué es eso? solo el hecho de pensar que estoy equivocada y que no me está hablando a mi sino a otra persona detrás mio, que si me estaba hablando a mi era por equivocación, y lo peor de todo, que en medio de la ansiedad que esto me genera no pueda escuchar lo que me dice y tenga que pedirle que me repita la frase.

Exactamente como el párrafo dice: por mayor que fuera, podía convertirme en una adolescente tonta, esa que no sabe cómo hablar con un hombre (diciendo que es por culpa de haber estudiado en un colegio femenino), esa a la que le palpita el corazón muy fuerte, tanto que parece que se le fuera a salir del pecho, esa a la que las mariposas le revolotean en su estómago y no logra coordinar boca y cerebro. 

Afortunadamente esto no es algo que me suceda seguido, y realmente cada vez me sucede menos, pero definitivamente esos instantes en que vuelvo a mi adolescencia no me agradan, no fui una joven extrovertida, al contrario, fui tan tímida que realmente no sé cómo logré tener algún novio en esa época. Tal vez era más bonita físicamente en ese tiempo, pero mi tonta personalidad no ayudaba para nada.

Logré opacarla, logré que una mujer divertida y descomplicada le ganara la batalla, que ahogara a esa adolescente torpe, pero ella siempre seguirá allí, tratando de salir a flote y mostrar mi verdadero yo, especialmente en esos momentos en que el complejo de fea me ataca.






Déjame tu comentario

Déjame tu comentario
 

Hijas Del Atardecer Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare