5 oct. 2010

Recuperando una amistad

Publicado por Vivian Gil-Ro en 21:13

Tuve un amigo cuando tenía 15 años, luego nos hicimos novios por 6 cortos meses y terminamos mal; después de un par de años volvimos a hablar de vez en cuando hasta que yo me cambié de barrio y perdimos el contacto.

Muchos años después apareció facebook y con él volvió el contacto con mi amigo, después de intercambiar cuentas de msn me enteré que ya era papá, él se enteró que yo estaba casada y en un par de noches en vela nos pusimos al día. Nos vimos una vez, fue divertido, las risas fluyeron y la pasamos muy bien, pero después de eso intentamos volver a encontrarnos varias veces, sin lograrlo.

La última vez me dijo que nos viéramos para celebrar mi último cumpleaños, íbamos a salir un jueves, día en el que no apareció por Messenger ni llamó, obviamente yo no lo iba a llamar, pero algo que realmente me molesta es que me dejen plantada, así fue como decidí eliminarlo de mi vida; se que no era complicado, simplemente tenía que eliminarlo del Messenger y ya, él, creo que entendió muy bien, porque tampoco volvió a llamar.

Hoy leí en una revista que una de las tres formas de mejorar nuestra vida es perdonar y olvidar, algo que yo no sé hacer nada bien, pues como dice una conocida frase: ¿perdonar y olvidar?, ni soy Dios ni tengo Alzheimer; pero me hizo pensar que tal vez podría hacerlo con él, así que acabo de tomar la decisión de volver a añadirlo a mi msn, a ver cómo se dan las cosas. Él es un hombre muy interesante, que aunque no me interesa de manera romántica (empezando porque está muy comprometido con su familia), si es una persona fascinante que no me gustaría perder. Amanecerá y veremos, ¿será que a él le interesa de nuevo mi amistad?


imagenes para blogspot

3 comentarios:

inconfeso on 6 de octubre de 2010, 10:03 dijo...

Difícil que es recuperar amistades cuando ciertas cosas han pasado. ¿De qué hablar? ¿qué decirse? ¿qué significa esa amistad en particular?

Una amistad para compartir charlas por Messenger no debería romperse por las dificultades de romper las distancias de concreto y pavimento.

Vivian Gil-Ro on 6 de octubre de 2010, 10:51 dijo...

Si, tienes razón en lo que dices inconfeso. Muchas gracias por leerme.

Infraestructura on 13 de octubre de 2010, 9:07 dijo...

Nadie es tan "malo" o tan "bueno" como aveces pretendemos encasillar a las personas que conocemos.

Perdonar o no, es na decicion personal. No necesitamos ser Dios (como jocosamente lo mencionas) para perdonar, ni tenemos que tener apelido aleman para olvidar. Creo que mientras mas te escudes en esas palabras jocosas mas te vas a demorar en aprender lo que viniste a aprender en este mundo. Jocoso e ingenioso si es, pero no es sensato no querer cambiar cosas de nuestra vida (perdonar, olvidar).

Perdonar es muy sencillo: solo hay que hacerlo sin pensar como queda mi imagen ante el personaje que acabo de perdonar. No hay que pensar como quedo de tonto, vulnerable, etc. Siempre pensamos que pensara la otra persona de mi.

La verdad es que muchas veces se perdona no solo para hacer las paces sino que lo hace para quitarse un piano de la espalda. Ese peso del piano genera genera enfermedades en el alma que terminan en cancer u otras enfermedades.

En ultimas uno perdona no solo para sanar la relacion con alguien, sino tambien para sanar mi propio espiritu.

Déjame tu comentario

Déjame tu comentario
 

Hijas Del Atardecer Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare