29 nov. 2011

Querido niño Dios…

Publicado por Vivian Gil-Ro en 10:01 4 comentarios Enlaces a esta entrada

Querido niño Dios, creo que jamás te he escrito una carta porque desde niña sé que los regalos los dan los papás, pero ahora grande sé que hay cosas que ni los padres (o en mi caso mi mamá) pueden dar, así que apelo a tu divinidad para que me cumplas estos deseos lo antes posible.

Quiero que me paguen los más de 3 millones de pesos que me deben y que tanta falta me hacen (sí, tu sabes quién es el baboso que me estafó, dijo que me los iba a pagar y no lo ha hecho).

Quiero una relación estable, a ver si algún día puedo ser feliz como tanta gente que veo por ahí.

Quiero poder montar la empresa que quiero, como yo la quiero, así que para eso consígueme un socio capitalista ¿sí?

No te voy a pedir la paz del mundo ni nada de eso, pero sí que me hagas más saludable, estoy mamada de enfermarme a cada rato, 32 años de enfermedad deben llegar ya a su fin.

Quiero poder estudiar, hay tantos cursos cortos que quiero hacer que si tú me das una manita, prometo ser la mejor estudiante.

5 cosas, SOLO 5 cosas, ¿estarán muy difíciles querido niño Dios? Yo sé que sí, pero quién quita que por lo menos el estafador ese me lea, se le mueva el corazón y me pague….

Att: Vivian.

12 nov. 2011

Una nueva noche musical

Publicado por Vivian Gil-Ro en 21:59 4 comentarios Enlaces a esta entrada

Hace unos días alguien en twitter (realmente no recuerdo quién fue) publicó un video de Li Saumet (cantante de bomba estéreo) con alguien llamada Niña Dioz, me gustó mucho el video y decidí buscar más música de esta tal Niña que no había escuchado jamás.

Ahora, en la cama, twitteando un rato e intentando leer mi correo sin ningún éxito, decidí escuchar las canciones de ella y me encontré esta: La pasión, una buena opción para las despechadas que no gustan de la llamada “música de plancha”. Disfruten la letra (y si es su tipo, el ritmo).

8 nov. 2011

No seré de Julieta Venegas

Publicado por Vivian Gil-Ro en 23:19 1 comentarios Enlaces a esta entrada

Parece que en las noches me pongo más musical de lo normal, y revisando las canciones que he descargado y que tengo en una carpeta para “revisión” antes de copiarlas en mi carpeta de música y hacerlas entrar en mi día a día, encontré esta de Julieta Venegas.

Aunque me encantan las canciones de esta mujer, debo confesar que me gustaba más antes que con sus álbumes recientes, creo que se volvió más comercial y perdió un poco su esencia, pasa con todos los grupos, pasó con ekhymosis, pasó con Superlitio, pasó con Shakira y seguirá pasando con los demás.

Y aunque su nueva música no me atraiga tanto como antes, me sigue gustando mucho esta cantante, así que el tema de esta noche será: No seré. Disfruten.

5 nov. 2011

No entiendo

Publicado por Vivian Gil-Ro en 9:54 2 comentarios Enlaces a esta entrada

No entiendo por qué veo gente buena, gente que ayuda a sus semejantes, con corazones enormes que viven para colaborar, gente entregada a su familia, que ayuda a los animales desprotegidos en la calle y les dan de lo que no tienen, gente que lucha día a día por una vida mejor y que le pasan cosas que no deberían suceder: los atracan en los buses, se les dañan cosas necesarias de la casa, no les alcanza para pagar todos los servicios básicos, se enferman constantemente, viven pidiendo prestado porque el sueldo no les alcanza aunque se matan trabajando día y noche para cumplir en su empleo.

No entiendo por qué veo gente mala, que les roba a sus propios padres, a su familia, que trata mal a los demás, que no quiere ni a sus hijos, que no se esfuerzan en sus trabajos, tratan mal a sus compañeros y a sus clientes y aún así cumplen las metas mensuales, tienen dinero para comprar el carro que quieran y así comprar el cariño de los demás, se dan lujos, viajan y viven felices.

¿Entonces todos tenemos que ser malos? ¿Entonces qué hacemos con los que en su naturaleza no pueden serlo?

¿Qué si creo en Dios? Sí, ¿En la justicia divina? Ya no tanto. No son justas las cosas malas que le pasan a la gente buena. No es justo que vivamos pensando que en el futuro habrá recompensa y veamos ancianos tristes pidiendo dinero en la calle porque su familia los abandonó, porque no tienen dinero y nadie los quiere por eso.

No sé en qué sociedad vivo, ya no sé qué más pensar de este mundo injusto. No entiendo por qué no funciona eso de acción – reacción o cosechas lo que siembras, ahora veo que son solo palabras que el viento se lleva y que seguiré viendo a la gente mala, que merece tener cosas malas, disfrutar en su gran opulencia.

Tomada de: http://www.abusoemocional.com

4 nov. 2011

Recordar es… ¿vivir?

Publicado por Vivian Gil-Ro en 22:23 2 comentarios Enlaces a esta entrada

Acabo de escuchar esta canción que me gustaba en su época por el ritmo y la voz de Chenoa. Digamos que hoy es viernes retro (?)


1 nov. 2011

Mis paraísos

Publicado por Vivian Gil-Ro en 7:52 2 comentarios Enlaces a esta entrada

Mucha gente pensará que el paraíso es como estar en una playa del Caribe, con un paisaje precioso, un clima cálido y buenos mojitos para acompañarlo. Otros pensarán que es levantarse en la mañana y ver el verde interminable del campo, escuchar a los pájaros cantar y estar desconectado del mundo, o para algunos pocos (locos tal vez, en donde me incluyo), el paraíso sería una ciudad con mucho por ver, por visitar, museos, tiendas, bares, amigos, familia.

Pues sí, esas ideas me gustan pero mis paraísos son otros lugares, otras experiencias, tal vez raras para algunos, tal vez compartidas por otros.

Comenzaré por decir uno paraíso que sé, comparto con mucha gente, es una tienda de chocolates. Antes no era tan dulcera, ahora con el pasar de los años el chocolate me gusta más, pero no he llegado a la adicción. Aclaro que mi paraíso no es una tienda cualquiera de chocolates, no, no me interesa ver papeles y papeles de chocolates de colores y comerciales, mi paraíso es una tienda decorada con flores rosadas, con chocolates gourmet de diferentes formas y con muchas combinaciones de sabores. ¿Muy cursi lo de las flores? Lo siento, es mi propio paraíso.

Dejando a un lado el más común de mis paraísos, el siguiente sería una tienda de telas. Sí, miles y miles de telas con muchos colores, diseños y texturas. No puedo evitar sentir una extrema atracción por estos lugares y viviría feliz el resto de mi vida rodeada de telas. ¿Está muy raro este gusto? ¿Estoy loca? No sé, pero me derrito con un sitio así.

Y mi último paraíso sería una papelería, ¡ay, esta no sé por qué! Pero desde niña me han gustado, tanto que siempre he dicho: “Si pudiera, montaba una miscelánea” :P Pero es que lo que más me gustan son los papeles, los esferos de colores, los sellos con miles de diseños...

Si voy a un supermercado, siempre pasaré por este sitio porque sus miles de colores me llenan, me alegran, me hacen vibrar. Imagínenme cuando voy a la Panamericana. ¡No quisiera salir jamás!

Cuando muera, señor, mándame a este último paraíso…he sido buena (?)

21 oct. 2011

Palabras o frases que odio

Publicado por Vivian Gil-Ro en 23:04 6 comentarios Enlaces a esta entrada

Sí ya sé que no soy la que mejor habla español (y mucho menos algún otro idioma), ni la que tiene la mejor ortografía, pero es que hay palabras o frases que todo el mundo dice y que yo no me veo diciéndolas, las odio, suenan horrible y no entran a mi vocabulario por más “moderna” que quiera ser.

Soy una mujer grosera, y sé que muchos de los que me leen no lo creerán porque solo digo groserías en mi casa, frente a mi mamá y mi hermana que son las que me conocen bien (tal vez también las digo frente a mis abuelitos y mi tía) y sé que está mal, pero a pesar de eso siguen ahí esas palabras simples que no entiendo ni yo misma por qué no me gustan.

La primera que llega a mi mente es parce, esa palabra tan paisa que ahora dice cualquier colombiano y que a mí se me hace tan ñera que no la logro repetir, no soy capaz de decirle a nadie “listo parce, nos vemos esta noche”, horror total para mí.

Otro “colombianismo” que no soporto escuchar cuando alguien se va de un sitio es el tan conocido me abro (como la yuca), “me voy” tiene menos letras, le cuesta menos saliva y se escucha más bonito, piénselo.

Y si están cortos de dinero o no tienen plata, ¿por qué no pueden decirlo así? Nooo, tienen que publicar que no tienen Villegas, no señores, Villegas es un apellido, no un sinónimo para el efectivo.

Colombia está llena de palabras que no van conmigo como sardina, chica, rabón, propio, mamar gallo, falseto, guasquear, hacer el cajón, jincho, birra, chumbimba o mondá (esta última porque tal vez no soy costeña y no entiendo muy bien todos los contextos en los que la utilizan), pero también debo confesar que si me pongo a hacer cuentas tal vez serán más los colombianismos que utilizo que los que no me gustan, pero esto ya será parte de otro post (si me animo).

Y usted, ¿cuál es la palabra o la frase que no soporta?


Tomada de: http://cimafermin.blogspot.com/

11 oct. 2011

Al final hay recompensa

Publicado por Vivian Gil-Ro en 19:06 3 comentarios Enlaces a esta entrada
Para escuchar mientras lees este post:


De fracasos en la vida que me pregunten a mí, me he caído tantas veces que soy experta en levantarme (y eso al fin y al cabo es lo importante, ¿no?). Malas decisiones he tomado en la vida, pero hay una que recuerdo mucho porque en twitter me la “musicalizaron” un par de twitteros y fue mi divorcio.

Al final eso no fue doloroso, pero la canción sí me hizo llorar porque me recordaba que para cada mal rato que he tenido, para cada caída, para cada error siempre he tenido a mi mamá que me hala y me ayuda a levantar.

Sigo divagando y pensando en la canción, no he sido una santa paloma, no me considero una mujer “buena” y por lo tanto cuando me pasan cosas malas pienso que es el karma, que no puedo ser feliz, que estoy pagando acá todo lo malo que he hecho … pero después, atenta a la letra de dicha canción escucho que Gustavo Cerati y Mercedes Sosa dicen: “tarda en llegar, y al final, al final, hay recompensa”, y en esos momentos de profunda frustración quisiera que fuera cierto, que algún día mi vida fuera feliz, pero eso no pasaba … hasta ahora.

He tenido muchísimas malas relaciones y sé que soy la culpable de muchas cosas especialmente por mis terribles celos, así que es raro que mi actual relación haya superado ese gran defecto mío…creo que él realmente me ama.

Sí, estoy en una relación diferente a todas las demás, comenzó bien y luego llegamos a un punto en que el mal genio de ambos y las peleas nos hicieron separarnos, pero al pasar el tiempo nos dimos cuenta que el amor que nos tenemos es más grande, así que volvimos y ha sido algo extraño, normalmente no hay peleas y cuando alguno se pone de mal genio el otro le recuerda que es una bobada para que cambie la actitud, o lo hace reír, o simplemente cambia el tema y no permite que la pelea y el mal genio vuelvan a dañar esta relación.

Tengo a mi lado a un hombre que se preocupa por mí, que me hace feliz, que está pendiente de mí y de mi familia y que quiere un futuro conmigo. Realmente no sé cómo no lo he dañado, porque siempre daño lo bueno que hay en mi vida. Tal vez ya entendí y aprendí de mis errores, tal vez, como dice Gustavo Cerati: “Tarda en llegar, y al final, al final, hay recompensa”.



10 oct. 2011

Correr riesgos … llegar a la meta

Publicado por Vivian Gil-Ro en 7:33 0 comentarios Enlaces a esta entrada

El conformismo es uno de los peores males que puede tener una persona, porque ve pasar su vida sin hacer algo grande, para él o para la sociedad.

Arriesgarse es un concepto a los que muchos temen, porque les gusta lo seguro, lo que ya tienen, porque creen que nadie los apoya o piensan que tienen mucho que perder.

El tomar decisiones que nos cambien la vida son riesgos que todos deberíamos correr a diario, pero es algo que mucha gente no hará porque eso los llevará a renunciar a algunas de sus comodidades (normalmente dinero). Cuando logremos todos darnos cuenta que lo material nos ata a una vida sin emociones, que el miedo no nos deja cumplir nuestros sueños, lograremos tener un mundo feliz, porque tu eres feliz el día que logras tus objetivos, cuando llegas a tu meta, el día que te sientes realizado.

Te animo a que sigas tus sueños, a que sigas estudiando si ese crees que es el camino para llegar a tus metas, pero sobre todo que lo disfrutes, recuerda una frase que dice que la felicidad no es la meta, es el camino.

Tomado de: http://www.tarotida.com

7 oct. 2011

Llegaste tu de Jesse & Joy

Publicado por Vivian Gil-Ro en 22:47 0 comentarios Enlaces a esta entrada

Solo una canción para los enamorados, para dedicar, para ilusionarse, para soñar, para volar, para amar.

Decisiones erradas… ¿o no?

Publicado por Vivian Gil-Ro en 13:23 0 comentarios Enlaces a esta entrada

Creo que todos podemos mirar nuestro pasado y saber que hay decisiones que pudimos haber tomado mejor o sencillamente no haber contemplado. Soy de esas personas a las que si le dieran la oportunidad de volver a empezar su vida haría todo completamente diferente, pero ya que no puedo hacerlo, solo decido comenzar desde cero y volver a comenzar dejando el pasado en donde debe estar, en el pasado… muy lejano.

No les voy a contar acá las decisiones erradas que he tomado, solo les digo que sé que son muchas y de todo tipo.

Hoy pensando en eso me di cuenta que cada una de ellas me ha llevado a que la persona que quiero se fije en mi, si hubiera hecho algo diferente no podría estar con él y eso es lo que me hace sonreír; por eso hoy puedo decir: “ahora sé que mis decisiones no fueron erradas, porque me llevaron a ti”.

19 sept. 2011

Tan solo una comunicación

Publicado por Vivian Gil-Ro en 0:02 0 comentarios Enlaces a esta entrada

Estoy en una de esas épocas en que la musa desaparece, en una de esas épocas en que todo en la vida es tan normal que no encuentra un buen tema para escribir, en una de esas épocas en que nada se encuentra para exponer en el blog.

Tal vez tengo una vida muy aburrida, tal vez no me interesa divulgar lo que pasa actualmente en mi vida privada, pero admiro a esas personas que escriben mínimo una vez a la semana y siempre tienen cosas interesantes que compartir.

Tal vez no he encontrado a mi verdadera inspiración, tal vez no soy buena escribiendo y quise creerle a alguien que alguna vez me dijo que si podía, tal vez cerrar el blog no sea una mala idea … ¿pero y si lo cierro y después encuentro temas interesantes para publicar? La indecisión llega a mi y no me abandona, nunca lo ha hecho, ¿por qué lo haría en este momento?

Espero pronto poder compartir algo realmente interesante o divertido con ustedes, por ahora, seguiré buscando a la musa tan esquiva que tengo.

23 jul. 2011

Se va una gran voz, partió Amy Winehouse

Publicado por Vivian Gil-Ro en 13:12 1 comentarios Enlaces a esta entrada

Entré a mi facebook y vi la publicación de alguien en donde informaba que había muerto Amy Winehouse y “se me bajó todo”, sentí hasta un vacío (en serio), no lo podría creer.

Conocí a Amy cuando mi hermana estaba en Londres y nos envió una canción de ella, supongo que Rehab, la verdad no recuerdo bien, pero desde ese momento la voz de esta mujer nos encanta a mi mamá, mi hermana y a mí.

Hoy ha muerto y si, siento tristeza, pero más aún siento indignación al leer a los twitteros con sus chistes ridículos o su criticadera. Ok, es claro que con la vida que llevaba era lo que se esperaba, es más, sus médicos ya lo habían dicho, que su cuerpo no soportaría más droga o alcohol, pero no por eso tenemos que criticarla como si fuera la peor mujer, “el que esté libre de pecado…”.

Otra cosa que me molestó fue el tweet de algunos en donde nos criticaban a los que nos dolió la muerte de ella y hace 15 días estábamos tristes por la muerte de Facundo, ¿es que acaso solo tenemos derecho a entristecernos por una muerte? ¿Solo nos puede gustar un cantante? ¿Ustedes nunca se han entristecido por la muerte de dos personas diferentes? ¡Qué ganas de fastidiar, en serio! Sí, me dolió la muerte de Facundo muchísimo, y SI, me duele la muerte de Amy, y también me duele la muerte de miles de inocentes que caen en la guerra, y las personas que mueren a diario por falta de comida o medicina, o los animales que mueren por maltrato o por viejitos, ME DUELEN TODAS LAS MUERTES, y nadie tiene derecho a criticarme por eso. Ni a mí, ni a nadie.

Si a ustedes no les gustaba la música de Amy no es mi problema, pero señores, tengan límites, respeten a los demás. Cuando muere un artista que a ustedes les gusta y a mí no, simplemente me limito a no hablar del tema; recuerden: “No le hagamos a los demás lo que no quieren que nos hagan”.

Mi corazón llora por la muerte de Amy, y se indigna por la actitud de tantos, pero ya desahogada en este escrito, haré como hice con Facundo, no me dedicaré a escuchar sus canciones todo el día, así no revivirá, pero si la escucharé constantemente como hacía cuando ella vivía, porque llevara la vida que llevara, era una gran voz que quedará inmortalizada en sus discos.

Acá les dejó, la que para mí, es la canción que mejor interpretaba.


18 jul. 2011

Mis propuestas de matrimonio

Publicado por Vivian Gil-Ro en 17:37 1 comentarios Enlaces a esta entrada

No sé si los hombres creen que estoy desesperada por casarme, pero creo que soy de esas personas a las que constantemente le proponen matrimonio; la primera vez tenía 18 años e iba por mi tercer noviazgo oficial, duramos como 3 años y medio y él quería casarse conmigo y que yo fuera la madre de sus hijos, por supuesto le dije que no, era demasiado joven para pensar en eso, la verdad creo que le rompí el corazón.

Después tuve otro “noviazgo eterno”, de esos que suelo tener, ahí, como a los “ventipico” me dieron ganas de casarme, creo que fue un ataque de miedo para no quedarme solterona más bien, se lo dije a mi novio de esa época y él, como si lo hubiera invitado a cine me respondió: “bueno, casémonos” ¬¬ Fue un fracaso desde el mismo momento de semejante ocurrencia, todo salió mal; yo quería un anillo y él no tenía suficiente dinero para comprarme uno, así que entre los dos escogimos uno de 3 pesos que me entregó frente a mis papás en un restaurante al que no volví, yo ganaba más que él así que asumí la mayoría de los gastos de la boda y él se dedicó a trabajar cada vez más tiempo, y por lo tanto dejamos de vernos tan seguido, eso unido a que su familia no quería que nos casáramos logró por hacer que termináramos la relación, y que el dinero que había gastado en la organización del matrimonio se perdiera.

A los pocos meses mi amor de adolescencia volvió a aparecer diciéndome que todavía me quería, y pasado poco tiempo, vía telefónica, me propuso matrimonio (Leer: un mal matrimonio), acepté y a los tres meses cuando llegó a Bogotá me hizo sentar en una silla de mi sala y cerrar los ojos, cuando los abrí estaba arrodillado con un bello anillo de diamantes proponiéndome matrimonio (aunque nos casábamos a los 3 días, no perdí una bella propuesta). Ok, igual terminó y es de los pocos recuerdos bonitos que tengo de esa época.

Después tuve un novio por un año exacto, le terminé en nuestro aniversario (aunque estoy segura que él ni se acordaba de la fecha), pero me dedicaba canciones que insinuaban que quería casarse conmigo, aunque nunca lo dijo oficialmente hasta un año y medio después de terminar, cuando ya yo tenía otra pareja y estaba completamente enamorada, apareció de nuevo pidiéndome que nos casáramos porque yo era la mujer de su vida, por supuesto, mi respuesta fue un rotundo NO, hay gente ilusa y este tipo.

Hay otra propuesta de matrimonio, pero esa merece un post aparte así que la escribiré más adelante (mucho más adelante), en total son 5 propuestas hasta ahora, pero realmente no es algo que me gustaría coleccionar.


Déjame tu comentario

Déjame tu comentario
 

Hijas Del Atardecer Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare